Examen teórico del carnet de conducir

El examen teórico es una de las pruebas que hay que superar para obtener el permiso de conducir. Existen dos tipos, común y específicos, constando el primero de treinta preguntas, mientras que los segundos tienen veinte.

Es habitual encontrar alumnos con cierta inseguridad generada por el examen teórico. Otros alumnos, sin embargo, ven esta prueba como algo muy sencillo, y con realizar algunos test tienen suficiente.

Según mi experiencia y según cómo están desarrollados los exámenes tipo test, es cierto que realizando un gran número de test se aprueba el examen sin dificultad. Sin embargo, es importante acompañar la realización de test con clases teóricas para estudiar los contenidos, conocer la normativa que te facilitará realizar la parte práctica y para tu día a día.

Recomendaciones a tener en cuenta para realizar el examen teórico

Es recomendable acudir a clases y realizar los test en la autoescuela. Allí el profesor te dará consejos y técnicas acerca de cómo actuar frente a un examen tipo test.

Hay personas que vienen condicionadas por familiares y amigos acerca de la dificultad de los test; generando en ellos ideas erróneas sobre las preguntas: “tienes que tener cuidado, van a pillarte”, “todas las preguntas están hechas a mala leche”. Es cierto que hay que leer atentamente, hay respuestas muy similares que dan pie a confusión.

La estructura de cómo está repartido el nivel de dificultad en un examen es la siguiente:

  • 10% muy fácil
  • 20% fácil
  • 40% normal
  • 20% difícil
  • 10% muy difícil

Por este motivo, la mayoría de las personas que van prácticamente preparadas al examen y suspenden, suelen hacerlo con cuatro fallos (tres preguntas de las treinta son muy difíciles y dos difíciles).

Cuando se suspende con más de cuatro fallos, y en la autoescuela se aprueban los test, hay que indagar y descubrir qué hay detrás de lo sucedido. No quiere decir que no estés preparado, sino que quizás la manera de afrontar el examen no esté siendo la adecuada. En la autoescuela podrán ayudarte a realizarlo de la manera más efectiva para ti, porque no todos somos iguales.

Motivos por los que se puede complicar el examen teórico del permiso de conducir

Hay varios motivos por los que un alumno no pase con éxito este tipo de examen:

  1. Los nervios: Hay que tener en cuenta que no todos los nervios limitan, pero si los que te llegan a bloquear y no te dejan pensar con claridad. Provocando una lectura demasiado rápida de las preguntas y respuestas, generando dudas y llegando a la conclusión de que el examen es mucho más complicado que los test realizados en la autoescuela. 
  1. Los pensamientos: Otro motivo, es realizar el examen pensando que todas las preguntas están formuladas para “pillar” al alumno. Estos pensamientos, hacen darle más vueltas a la pregunta y en muchos casos elegir la respuesta errónea; hay veces que se extrapola la pregunta a la vida cotidiana o a lo que realizan otros conductores (padres, hermanos, amigos) en esa situación, lo que a veces genera confusión. Lo ideal es centrarse siempre en lo que preguntan y buscar la respuesta adecuada sin recurrir en exceso a la lógica. La imaginación a veces juega malas pasadas. 
  1. Desconfianza propia: Es uno de los motivos más frecuentes al repetir el examen después del primer suspenso. El nivel de desconfianza y presión en uno mismo va en aumento, generando pensamientos que destruyen tu realidad; creyéndote que no eres capaz de realizarlo con éxito o dudando de tus respuestas o conocimientos sobre la materia. Existen alumnos que ya se apuntan a la autoescuela con esa desconfianza generada por experiencias vividas. Con ellos, es recomendable realizar diferentes ejercicios que refuercen la confianza en sí mismos.

No es un examen complicado de superar si se le dedica un poco de tiempo.

Como ya he comentado, la clave está en acudir a clases teóricas y realizar suficientes test.

Con las nuevas tecnologías, existen diferentes maneras de realizarlos. La era del papel está desapareciendo y cada vez hay más aplicaciones online que los ofrecen. Un aspecto a tener en cuenta, es que algunas plataformas de internet pueden tener preguntas erróneas.

Por este motivo, no debes conformarte con la respuesta sino cuadra con los conocimientos aprendidos.

Preguntarle al profesor, a la autoescuela o buscar en el libro y ver si coincide con la respuesta es lo más recomendable; es posible que haya habido una errata al redactarla, si no la corriges y en el examen te aparece, responderás de manera errónea.

Cómo realizar un examen teórico

  • Según mi experiencia, lo primero sería realizar una lectura rápida de la pregunta, volviendo a leerla por segunda vez más despacio y así entender que te están preguntando antes de pasar a las respuestas. Uno de los consejos que doy, sobre todo si consideras que lees muy rápido, es realizar la lectura de las respuestas desde la “c” a la “a” en lugar de leerlas en el orden tradicional. Con el tiempo he podido comprobar en diferentes alumnos, que, si la respuesta “a” te suena y la crees correcta, las demás se suelen leer con menos atención obviando detalles importantes. Pero si empiezas desde la “c”, quieres llegar a leer la “a” por si esa es la correcta pasando por las demás con más detenimiento. Cambiar la manera habitual de realizar los test puede resultar efectivo.
  • Es importante prestar atención a las respuestas que contengan las palabras únicamente, solamente, siempre, nunca, no o sí. Esto no quiere decir que esas respuestas no sean ciertas y las descartes automáticamente, pero en la mayoría de los casos hay que dudar de ellas. Partimos de la base que casi todas las normas tienen alguna excepción y es en lo que tienes que pensar antes de descartarla.
  • Responder mentalmente la pregunta sin haber leído las tres opciones disponibles es una estrategia que te puede ayudar. Una vez obtengas la respuesta, solo te quedaría buscarla entre las opciones. Algo a tener en cuenta con esta práctica, es que algunas preguntas tienen varias respuestas válidas y eso te puede hacer perder tiempo en el examen. Considero esta técnica más efectiva cuando estás realizando los test en la autoescuela. Es una buena manera de practicar tu conocimiento.
  • Cuando entre las respuestas no encuentres la correcta, te sugiero que vayas eliminando las que no sean correctas. Un fallo que suelen cometer los alumnos, es quedarse con la respuesta que les parezca correcta sin indagar en ella. No debes conformarte con una respuesta solo por el hecho de que se parezca a otra correcta que viste en otros test, o parezca la más lógica o sea la más larga de las tres. Utiliza tus conocimientos y ve desmontando las respuestas para quedarte con la que sí es correcta, aunque no te suene de nada, sea corta o te parezca ilógica.

El día del examen teórico de tráfico

  • El día del examen lo ideal sería ir lo más tranquilo posible. Los nervios influyen, además de la tensión que genera este tipo de exámenes. Por ese motivo es esencial tener una buena preparación antes de aventurarse y probar suerte. La necesidad de aprobar a la primera, ya sea por la presión social que asegura que es muy sencillo: “tienes que aprobar, si yo aprobé a la primera tú también, cómo suspendas nos vamos a reír de ti”, las comparaciones entre familiares o amigos o la autoexigencia y no defraudar, suman a veces un plus innecesario a la prueba.

    Cada persona sigue un método personal que le facilita la realización de los exámenes. Sin embargo, me gustaría ofrecerte una serie de recomendaciones:

    • Deja preparada la noche anterior la ropa que te vayas a poner para el examen. Si surge alguna complicación, te ahorrarás buscarla ganando tiempo. Elige ropa cómoda con la que te sientas a gusto y evitarás desconcentrarte.
    • Duerme lo suficiente y toma alimentos saludables antes del examen, es una buena manera de evitar que las hormonas del estrés aumenten.
    • Acude con tiempo al examen, entre veinte y treinta minutos antes sería lo recomendable. Nunca sabes si surgirá algún imprevisto generado por el transporte público, el tráfico… Cualquier imprevisto puede hacer que tus nervios aumenten.
    • Mientras aguardes en la sala de espera, no preguntes dudas a tus compañeros, es posible que lleguéis a confusiones generando dudas que pueden aumentar tus nervios. Si necesitas aclarar alguna duda, te sugiero que revises el libro o le preguntes a tu profesor o a la autoescuela, seguro que estarán encantados de atenderte.
    • Asegúrate de tener localizado tu DNI y que no esté caducado. Te recomiendo que esto lo hagas el día anterior, no sería la primera vez que el día del examen no aparezca. Esta situación suele generar un alto nivel de estrés o que te quedes sin realizar el examen al no presentarlo.

Cómo recomiendo realizar el examen teórico del permiso de conducir

Es importante tener en cuenta que, a la hora de hacer el test, no existe un orden numérico de dificultad en las preguntas.

Estas aparecen de forma aleatoria y cada examen es diferente. Si una pregunta no te es familiar, no quiere decir que el resto no lo sean.

Un error muy habitual, es imaginar que todas van a ser así y no las vas a saber. Para tu voz interior y piensa que el orden no es importante.

Si al leer la pregunta dudas de la respuesta, lo mejor es pasar a la siguiente pregunta.

No le dediques más de un minuto a una pregunta, realiza una primera vuelta sin detenerte en las que no recuerdes. Deja a tu cerebro trabajar y para ello es recomendable que las palabras “no la sé” desaparezcan de tu vocabulario durante el examen, porque te estarás quitando la oportunidad de que tu cerebro siga buscando información.

¿Te ha pasado alguna vez que ibas a decir algo y de repente ya no lo recuerdas? lo que suele pasar en este caso, es que al rato la respuesta llega y eso pasa porque tu cerebro no ha dejado de buscarla. Lo mismo te puede pasar con esas respuestas, déjalo que trabaje.

No hay que darle demasiada importancia al hecho de que no te salga una respuesta, si lo haces, corres el riesgo de ser demasiado exigente o duro contigo mismo, y puedes acabar en un bucle, pensando que no eres capaz, que es muy complicado, que no te va a salir bien… y puede llegar a bloquearte.

Cuando empiezas el examen es normal que el nivel de nervios aumente y te quedes en blanco, por unos minutos parecerá que no te suena nada.

Respira y sigue pasando preguntas hasta que baje el nivel de nervios y empieces a leerlas con claridad.

Si te has preparado bien, las respuestas llegarán a ti.

En la segunda vuelta, dedícale el tiempo necesario a las preguntas que te has dejado sin contestar, si tienes más dificultad, utiliza por ejemplo la técnica de eliminar respuestas incorrectas u otras que hayas aprendido mientras practicabas en la autoescuela.

Se recomienda no cambiar una respuesta ya marcada en la primera vuelta, a no ser que tengas muy claro que la has marcado por error.

Si no es ese el caso, confiar en la intuición que te llevó a marcarla puede ser una opción.

Para terminar, una vez contestadas todas las preguntas, es recomendable hacer una lectura rápida pero solo para confirmar que la respuesta que has marcado es la que querías poner.

Espero que estas recomendaciones puedan ayudarte a realizar un buen examen y sobre todo lo que te aconsejo, es que acudas a tu autoescuela y te dejes asesorar por tus profesores, ellos te darán las mejores indicaciones para ti.

Abrir chat